¡Dime qué tipo de cepillo usas y te ayudaré a elegir un cepillo ideal para tus necesidades!

La práctica del cepillado dental es un hábito arraigado desde la infancia, a menudo adoptado de manera automática. Es común escuchar a personas afirmar que eligen sus cepillos de dientes basándose únicamente en su aspecto estético, pero podría ser que uno de apariencia llamativa no esté ayudando a remover suficientes bacterias y sarro en la boca. Entonces, ¿cómo podemos elegir el cepillo dental adecuado para nuestras necesidades individuales?:

  1. Cerdas suaves: estas son ideales para personas con mayor sensibilidad en las encías, gracias a su formato más suave, ayuda a reducir el riesgo de problemas en las encías.
  2. Cerdas medianas: estas cerdas ofrecen un equilibrio adecuado para limpiar entre los dientes y las encías.
  3. Cerdas duras: usadas de manera incorrecta y con la presión inadecuada podrían causar daño en las encías, y en el esmalte dental.

La importancia del tipo de mango

Un mango que no sea cómodo para su podría comprometer la limpieza dental profunda. Por lo tanto, seleccionar un tipo de mango que se adapte ergonómicamente a tu mano es ideal para realizar los movimientos de cepillado dental.

¿Eléctrico o manual?

¡La mayoría de las personas no cepillan sus dientes el tiempo suficiente! de acuerdo al estudio realizado por la Universidad de Chile, se debe aplicar una estrategia educativa llamada 2x2x21, la cual sugiere que el cepillado se realice 2 veces al día, por 2 minutos y con 2 centímetros de pasta, ya que un cepillado rápido podría no remover la placa bacteriana, lo que aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Y es que según el Journal of Clinical Dentistry2, quienes utilizan cepillos eléctricos tienden a cepillarse los dientes en promedio entre un 20% y 40%más que aquellos que lo hacen con un cepillo manual.

Para el odontólogo Cristóbal Paredes, “la tecnología ha llegado tan lejos en torno a la evolución de los cepillos eléctricos que hoy cuentan con inteligencia artificial y otro de los problemas que tienen los pacientes es que no logran cepillarse sistemáticamente; por ejemplo: la cara vestibular, la cara que está hacia el paladar, la cara con la cual se muerde y por sectores (sector superior derecho, sector superior anterior, sector superior izquierdo) y al no tener un orden en la higiene oral, muchas veces quedan caras sin higienizarse”.

Dato curioso: ¿Sabías que la placa bacteriana es la principal responsable de la formación de caries y gingivitis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *